Entre triunfitos y soldaditos

Anoche fue un acto de desesperación intentar sintonizar algo "medio decente" en la tele mientras cenaba... Antes me gustaban las noches de los martes: terminaba de estudiar y allí me esperaba House con su acidez mientras cenaba algo. Pero tras su marcha, se ha quedado un gran hueco.

No sé cuántas veces pasé por los mismos canales una y otra vez, y siempre lo mismo: anuncios a mansalva, soldaditos haciéndonos creer que son los salvadores del mundo (Salvad al Soldado Ryan en la1, una serie prototipo americana en la Sexta y Sardá en algún canal de la TDT haciendo lo propio con los cascos azules) y, como no, los sempiternos triunfitos. Peleas, gritos, gallos y un sonido estridente a más no poder. Sólo mantuve el canal 5 minutos, porque, al fin y al cabo, siempre he mantenido la ilusión de que un proyecto en el que está Manu Guix tiene algo de calidad (aunque sólo sea por él) Pero ya descubrí ayer (y lo siento Manu, CMG) que NO es así. Cuando sintonicé estaban varios de estos haciendo una dolorosa (MUY) versión de la canción "Corazón contento" (y mira que era difícil empeorarla), gritos y más gritos (hasta mi pobre perro salió huyendo de la cocina y eso que había comida de por medio); ellas pensando que la sensualidad es sinónimo de vulgaridad y ellos intentando ser copias baratas del cantante de "El Canto del Loco" Patéticos.

Y lo que no sé, es si es percepción mía, o si, de veras, las cosas han cambiado tanto desde la primera edición. Aquella fue la única que vi entera, después he visto trozos por estar pendiente de MG, y era agradable. Te gustara más o menos el estilo de programa, la idea, las canciones... lo cierto es que se respiraba un buen ambiente, eran naturales. Ahora no. Todo se ha convertido en una pantomima programada, pero bueno, como casi todo lo que hace Tele5: hundir a la gente para sus propias ganancias; cuanto más machaquen a alguien, más ingresos tienen. Desde luego, todos los que mantienen a esta gente, como diría Rafa, deben hacérselo mirar.

3 cosas que aportan los que me han leido:

Juanjo dijo...

Eso si que no puede ser, que ya no esté House, sobre todo eso, con lo divertido que era ver esa serie...
La verdad es que se han acabado todas las series que me interesaban, también se acabó La Señora, que me encantaba además de por la historia en si de amor imposible, por los paisajes, no estuve en la parte donde ruedan la serie pero si que estuve en un playa cerca de donde se rueda y el sitio es muy parecido al que estuve, eso me hacía vivir la historia con más intensidad, nada, tendré que esperar a que vuelvan las series...
El OT de la primera edición aun lo sigo sufriendo con el cahondeo de los rizos como Bisbal y mira que ya se los quitó en favor de los niños soldado pero aun sigue la cosa...menos mal que me lo tomo con humor.

Buda dijo...

Telecinco es y será la gran abanderada de la telebasura tanto como que Operación Triunfo ni fue ni será nunca un programa sobre música. Si lo fuera, hubiera ganado otro (probablemente Pablo), Risto, el personaje y no la persona, sería comprendido al más puro estilo House, y los concursantes tendrían algo más de educación y humildad (y no como la barriobajera esa con pataleta de niña pequeña, Sandra, o el imbécil ese de Iván, por no decir algo sobre su "homosexualidad" no sea que se me tache de homófobo). Además, por educación y respeto, se reconocería la derrota y se saludaría al ganador, y no tendría que ser Mónica Naranjo quien le abrace porque algunos de los demás no saben perder. De los profes, salvo a tu amiguete por los pelos, el resto (incluido Jesús Vazquez por su actuación al final), a los leones por fomentar el estrellismo y la estupidez. Citando a la gran reina de corazones, que les corten la cabeza.
Ante tu cara de asombro, Chio, sí, vi la final (a cachitos).
Con esto, nos atrevemos a decir la oración que Cuatro nos enseñó: House nuestro, que estás en los cielos, venga a nosotros tu nueva temporada, y líbranos del bodrio, amén.

Buda dijo...

Por cierto, Juanjo, sé que no te conozco de nada, pero con el tema del pelo Bisbal y demás, habría que montar una AVoT: Asociación de Víctimas de operación Triunfo. Traumas así marcan más de una vida.

Datos personales

Mi foto
¿Y quién soy yo para decir cómo soy? Uno nunca deja de conocerse, y ahí está lo interesante de todo: la incertidumbre de qué, cómo, quién será... Eso lo dejo a vuestro libre albedrio.

sígueme