in memoriam

Cuando no entiendes nada, sólo puedes aguantar; inmerso en una vida sin vida. Luchar por respirar, mirar, hablar... con la mirada perdida, el tembleque inconsciente, y el ansia por despertar de una pesadilla que, en realidad, es tu cruda realidad.

Ahora toca aprender a vivir en un mundo diferente, más sombrio. Pero que no se para por nada. Ni por ti. Pero por ti viviran, crecerán y tus nietos no natos correrán y te conocerán por quienes te conocieron. Y a los demás nos queda apoyarles, para que sigan repirando.

D.E.P

0 cosas que aportan los que me han leido:

Datos personales

Mi foto
¿Y quién soy yo para decir cómo soy? Uno nunca deja de conocerse, y ahí está lo interesante de todo: la incertidumbre de qué, cómo, quién será... Eso lo dejo a vuestro libre albedrio.

sígueme