I’m back!

Pues eso, que he vuelto.

No voy a negar que lo mío me ha costado, la ausencia ha sido más que evidente. Pero es que muchas veces me cuesta tanto enfrentarme a la realidad que intento eludirla… La realidad, la mía, es que sigo aquí. Podéis imaginar (la mayoría lo sabéis) que no fue bien la oposición; las cuestiones por las que no fue bien son personalísimas… pero al final confluyeron en una sola cosa: nervios. Me avasallaron de tal forma que me sentía incapaz de nada, me sentía inferior a todos e indigna de aprobar. Pensarlo ahora en frío me duele y avergüenza, porque es la primera vez en mi vida que me dominan las circunstancias. Siempre me he considerado una persona fría, capaz de afrontarlo todo; pero ha resultado no ser así.

Sin embargo, he de reconocer que de todo esto he aprendido mucho. Me conozco mejor que hace unos meses, sé dónde está mi talón de aquiles y voy a prepararme para que no vuelva a ocurrir. Al fin y al cabo de eso se trata la vida: de aprender.

También dicen que todo pasa por algo, así que seguro que hay algo bueno esperándome; porque yo también me lo merezco.

RESISTIRé!!!!

3 cosas que aportan los que me han leido:

Cris dijo...

Es un placer verte de vuelta... lástima que no haya sido aprobando, pero con esa acitud seguro que algo nuevo mejor aparecerá... tal vez ese no era tu camino, a por la próxima!
Besos.

Silsine dijo...

YO soy de las que piensan que todo pasa por algo, y que lo que se va, es porque lo que va a llegar es sin duda mejor.

Ahora a scrapear, divertirite, reir, sonreir y seguir siendo lo que al fin y al cabo eres: tu misma.

m0relia dijo...

yo también pienso que las cosas pasan por alguna razón, y que las cosas se han de tomar así, para aprender. yo no he opositado nunca, pero mi chico si, y se de cerca lo duro y horrible que puede llegar a ser, pero sobre todo es eso, Resistir. Y nunca tirar la toalla, pq al final lo conseguirás!
Un besote.

Datos personales

Mi foto
¿Y quién soy yo para decir cómo soy? Uno nunca deja de conocerse, y ahí está lo interesante de todo: la incertidumbre de qué, cómo, quién será... Eso lo dejo a vuestro libre albedrio.

sígueme