La huelga de los despropósitos

Eso es lo que ha sido.

Desde su inicio hasta su final.

Desde su inicio porque la reclamación no era lógica. Legítima, sí. Lógica, no. Por mucho que queramos, por muy españolistas que seamos o por muy ilusos, resulta que España (como nación, estado, país... llámese como se quiera) no es tan poderosa. Y no, no lo es desde que desapareció el Imperio del Sol. Nunca más lo fue, porque a pesar de los empeños de Aznar de hacernos amigos del "dueño" del planeta, nunca pasamos de ser su felpudo. Ahora no somos importantes, pero por lo menos, no somos el felpudo de nadie. Y esto viene a que el Gobierno, como ejerciente del Poder Ejecutivo español, no tiene el poder suficiente para decidir por sí sólo el precio del petróleo en el mundo. (Bueno, salvo que Zapatero sea el dueño de todos los barriles de petróleo del mundo)

La subida del precio del barril en más de 9euros en una semana, no tiene nada que ver con las decisiones gubernamentales. Si hay que buscar un responsable, hay que mirar más allá, cruzando el océano.... y a aquella guerra maldita, que hizo que quienes lo tienen lo suban. Algo básico en la economía: la Ley de la Oferta y la Demanda. A más demanda de petróleo, mayor es el precio.

Así que ponerse en huelga para conseguir una rebaja en el precio del crudo, me parece aberrante e indignante. Repito: legítima, pero ilógica.

En segundo lugar, y más grave aún, es la forma en que los huelguistas la han llevado a cabo. Soy una fiel defensora de los derechos constitucionales, y si me apuras, de los derechos del trabajador. (Magistrada de lo Social dice mi padre... aunque no le creo mucho) El derecho de huelga es uno de los fundamentales en una sociedad económica, vía de conflicto para la solución de las injusticias a que se ven sometidos los trabajadores a diario. Pero hay que hacerlo bien. porque este derecho presenta una doble dimensión: el derecho a sumarse a la huelga... y el derecho a NO hacerlo; es decir, convocada la huelga, cada trabajador dentro de su ámbito de libertad puede decidir sumarse o no a ella. Todos deben y pueden informar, pero NO se puede obligar. En este caso, no se ha respetado esta máxima; no creo que tenga que decir mucho en defensa de mi argumento porque los hechos hablan por sí solos: un hombre atropellado cuando no dejaba a otro libertad para ejercer su función, cuando intentaba obligarle a sumarse a una huelga; otro de ellos quemado vivo dentro de su camión...

La cuestión llegó hasta el punto de tener que escoltar la Guardia Civil a quienes querían ejercer su trabajo. Yo misma me crucé el otro día por la carretera (Concretamente en el Puerto de las Pedrizas) con una larga cola de camiones escoltados: unos 13 dirección Madrid y unos 20 de DIA dirección Málaga. E, incluso, una compañera me comentó que su padre (en este caso en el sector de la pescadería) pidió a un amigo musculosos que le acompañase en sus horas de trabajo en su puesto del mercado, por miedo a las amenazas explícitas de que estaba siendo objeto.

¿Hay derecho a que quién ejerza su derecho al trabajo viva atemorizado?

Pero lo más absurdo y estúpido de la huelga, ha sido la reacción de los ciudadanos. Decía una señora mayor (que saben mucho porque han vivido mucho) que va a la misma peluquería que yo, que ella no había visto a la gente hacer acopio de tantas provisiones desde la Guerra Civil. Y así era... todos corriendo a arramblar con todo lo que había en las tiendas porque íbamos a morir de inanición. Una semana después, no hay huelga, y a mucha gente estúpida se le pudrirá la comida en sus casas.... por agonías!

Y todo ello, gracias a los nuevos profetas del apocalipsis!

EDITADO: Al concluir la lectura, por favor, leer el comentario de Juan Carlos Herranz, pues hace puntualizaciones importantes al presente texto, como por ejemplo el carácter del conflicto: Cierre patronal! (Prometo que no volveré a fiarme única y exclusivamente de lo que digan los informativos de t5) . P.D: Gracias a Juan Carlos Herranz por sacarme de mi error.

3 cosas que aportan los que me han leido:

Juan Carlos Herranz dijo...

Algunas puntualizaciones:

1º.- No es una huelga, sino un cierre patronal (paro de empresarios).

2º.- La principal reivindicación no era la bajada del precio del gas oil, sino la fijación de una tarifa mínima para sus servicios.

3º.- Conozco un poco el sector y creo que el precio del combustible es más bien una excusa. La realidad es otra. Tras una época de bonanza económica en la que se han hecho muchas inversiones y aumentos de flota, llegan las vacas flacas y las tarifas están cayando por el juego de la oferta y la demanda y ante esta situación acuden al Estado para que les proteja de la realidad de un mercado que ultimamente les había tratado muy bien.

Un saludo.

Juanjo dijo...

El primer día de cierre patronal la estación del tren estaba más llena de gente, muchas de ellas parecían que jugaban a las maquinitas para sacar billete, otros pidiendo ayuda para ello, el tren absolutamente lleno.
Con la huelga de autobuses pasó lo mismo, todo el mundo al tren!
La consecuencia de todo esto es que dependemos demasiado del petróleo, esto ya se sabía pero hasta ahora no lo habíamos sufrido, hoy contaban una curiosa anécdota en la radio, de un camionero de Extremadura que iba cargado de animales a un matadero de Aragón y se cruzó con otro camionero de Aragón que iba también cargado de animales a un matadero de Extremadura...
Historias de huelgas por aqui conocemos muchas, como es el caso de astilleros que cada vez que había problemas de que si se iba a cerrar y demás pues a cortar el puente, enfrentamientos con la poli, destrozo de mobiliario urbano, etc.. hasta que venía el (ir)responsable de turno a decir que habia conseguido carga de trabajo para nosecuanto tiempo más...
Mientras tanto continua la desinformacion, no sabemos que acuerdo se ha firmado, si se han aceptado o no las reivindicaciones, quien sigue en cierre, etc, etc,...
es mas ahora me entero que era un cierre patronal y no una huelga.
Es evidente que la informacion ha sido manipulada como suele ser habitual en estos casos.
Efectivamente el gobierno no controla el precio del petroleo, ya viene puesto, pero si que pone los precios de los combustibles, alguien debería explicar como un producto como el gasoleo que sale en la primera destilacion del crudo y que tradicionalmente ha tenido un coste de aproximadamente la mitad de la gasolina que necesita mas tratamiento desde el crudo apra llegar al producto final este ahora el gasoleo mas caro que la gasolina.
En cualquier caso este es un interesante aviso para comenzar el relevo de los combustibles fosiles, apostar por las economias de productos locales para reducir los costes de transportes, facilitar el acceso a la vivienda para poder cambiar de casa conforme se cambie de trabajo y no tener que recorrer tantisimos kilometros para ir a trabajar, en definitiva una sociedad más lógica que la que tenemos ahora que está cogida con pinzas.

Buda dijo...

Juanjo, en casi todo estoy deacuerdo contigo, pero al menos en una cosa no: el precio del combustible no lo pone el gobierno, ya que si no hubiera sido demasiado fácil solucionar el tema. El precio lo ponen la oferta, la demanda, y la dependencia. Todos a comprar diesel, que está más barato y se amortiza pronto, y todos a comprar coche más potentes y conducir peor; resultado, el precio del diesel casi más caro que la gasolina, y a jorobarse tocan.
Respecto a la desinformación, no es algo nuevo, ni en este pais, ni en determinados informativos.

Datos personales

Mi foto
¿Y quién soy yo para decir cómo soy? Uno nunca deja de conocerse, y ahí está lo interesante de todo: la incertidumbre de qué, cómo, quién será... Eso lo dejo a vuestro libre albedrio.

sígueme